Jack Keane, la última aventura gráfica

Hoy toca hablar de Jack Keane: Al Rescate del Imperio Británico. La última aventura gráfica que distribuye la magistral FX Interactive, reconocida por sus precios ajustados y la alta calidad de manuales a todo color. Me ha llegado para hacer el análisis gracias a Bloguzz y ahí vamos.

Jack Keane intenta ser una aventura al estilo clásico, un cruce entre Indiana Jones y Monkey Island con situaciones con alta dosis de humor, un sistema simple de click con el botón izquierdo o click con el botón derecho, pero eso sí, con un aspecto gráfico totalmente alejado de las últimas grandes producciones como Runaway 1 y 2.

A Deck13, el desarrollador, le conocíamos de Ankh y su secuela Ankh - El corazón de Osiris.


El Trailer





La Trama

“Vale, sólo tengo que llevar a un agente secreto a una isla misteriosa”. Parece bastante sencillo,
piensa Jack. Pero lo que todavía no sabe es que tendrá que vérselas con un científico chiflado y su ejército de seres abominables. Cuando su barco naufraga en las costas de la misteriosa isla de
Tooth, el capitán comienza a sospechar que su viaje no va a ser tan sencillo como imaginaba.

Todo comienza en el despacho del doctor T. La Reina de Inglaterra, con el fin de garantizar el
adecuado abastecimiento de té para su pueblo, encarga al genial científico el desarrollo de una
investigación con plantas de propiedades sorprendentes. Lo que Su Majestad desconoce es que el doctor tiene otros planes en mente. Resentido por su expulsión de la Royal Society de Londres
(expulsión injusta a ojos del megalómano doctor) y su posterior destierro, el científico decide
aprovechar su condición de administrador de una de las islas con mayor producción de té de las
costas de la India para monopolizar el mercado y dominar al Imperio Británico.

Ante tan imprevista catástrofe, la Reina decide enviar a su “mejor” agente secreto con una misión de vital importancia: salvar al Imperio de la que sería su muerte más agónica – ¡la falta de té! Sin embargo, la misión no comienza con buen pie… el mencionado agente resulta ser, en realidad, el tipo más incompetente del planeta.

Y ahí es donde entra en escena Jack Keane. Acuciado una vez más por ciertas dificultades
financieras, el joven capitán se ve obligado a huir de Londres a toda vela. El misterioso encargo de la Reina -llevar a un agente secreto hasta la desconocida Isla de Tooth- parece la excusa perfecta para desaparecer del mapa durante algún tiempo. En teoría, Jack sólo ha de dejar al agente en la isla y recoger su merecida recompensa.

Parece tarea fácil. Sin embargo, el barco de Jack –guiado por el inepto agente secreto – acaba
naufragando en la costa de la isla misteriosa. En ese instante el joven aventurero comienza a darse cuenta de la poca destreza del “mejor” agente del Imperio Británico. Jack, furioso por el inesperado devenir de la misión, no tardará en verse solo ante el peligro cuando su acompañante desaparece misteriosamente.

Atravesando la selva a pie, Jack comienza a explorar la isla. No sabe cómo ni por qué, pero cada
rincón le resulta extrañamente familiar. Tanto es así que no tardará en descubrir que ha vivido en la isla de niño, pero los dramáticos acontecimientos de su infancia le impiden recordar detalles de esa etapa de su vida.

Al mando de la isla, el maquiavélico doctor T urde planes perversos mientras cultiva plantas
mutantes. Pronto se entera de la presencia de Jack en la isla y, ante el peligro que esto pueda
representar para él, decide contratar a una joven cazarrecompensas llamada Amanda. La
norteamericana deberá capturar a Jack, tarea que habrá de servir para demostrar al mundo de lo que es capaz una intrépida aventurera como ella. Mientras tanto, el capitán intenta hallar la forma de abandonar la isla y poco a poco descubre pistas que lo acercan inexorablemente a su misterioso pasado (incluido el porqué de su miedo a las alturas). Entretanto, sin saber cómo ni por qué, se verá envuelto en el peligroso juego trazado por el perverso doctor T...

La acción posterior nos llevará a recorrer diversos parajes de la enigmática isla con el fin de
desentrañar los misterios que oculta el pasado de Jack, todo ello hasta llegar a la espectacular
escena final en la que el protagonista debe hacer frente a un rival oscuro y malvado. Monstruosas plantas carnívoras, nativos muy susceptibles, monos voladores y gorilas que leen la prensa son sólo algunos de los muchos y extravagantes personajes que Jack conocerá a lo largo de esta épica aventura.


Aspectos positivos

- Diseño de los escenarios: Están muy cuidados con una gran nivel de detalle.
- Voces: Un punto fuerte a destacar, pues los más de 30 personajes doblados por actores de cine se nota. Integramente en castellano como era de esperar por parte de FX Interactive, la calidad y ambientación que generan las voces es casi perfecta.
- Movimiento del pelo al andar: Cuando vamos andando, el movimiento del pelo ha sido un detalle que me ha dejado sorprendido, aunque ha hecho que luego me fije más aún en detalles no tan buenos.
- Sistema intuitivo y directo: Fácil y rápido de hacerte a él, aunque a veces da la sensación de que estás demasiado dirigido a lo que hay que hacer con cada objeto.
- Precio: Hoy en día sólo FX Interactive saca juegos a 19.95 euros.


Aspectos negativos

- Tecla X: Pues sí, quizás para muchos sea un pro y no una contra, pero que pulsando la tecla X aparezcan marcados todos los objetos interactivos sin tener que pasar el ratón sobre ellos no me ha gustado demasiado. Me siento empujado a usar lo que tienen pensado los desarrolladores, y no porque la propia aventura me lleve a esa deducción, sea más o menos lógica (usar pollo de goma con.. xD)
- 3D: No, no, no, no, no, no y no. Runaway lo ha demostrado. Las aventuras no tienen porqué ser en 3D, es más, muchas veces un 3D mediocre afea mucho un buen diseño global. No es el camino.
- Subir y bajar peldaños a golpes: Esto viene como consecuencia del mal diseño 3D de los personajes y su movimiento robótico. ¿Cómo es posible que los personajes suban/bajen escalones a saltos? No hay una animacion que baje escalones, simplemente mueven el personaje hacia el próximo escalon y listo. Decepción, sobre todo después de ver el movimiento del pelo.
- Caras poco expresivas: Los personajes no transmiten nada, al contrario que las voces, es mejor cerrar los ojos en los diálogos. Guybrush Threepwood con 4 píxeles transmitía una enorme cantidad de sentimientos. Broken Sword, Runaway, Hollywood Monsters, etc... todos tienen un muy superior diseño de expresiones.
- Desaparecen objetos cuando se usan: Así es, el juego sabe que despues de usar una caña de pescar ya no la vas a necesitar, por tanto la elimina del inventario sin más. Lo suyo hubiera sido añadir una broma tipo: "No pienso llevar más una caña de pescar en el bolsillo", o algo así, pero no sin más.


Conclusiones

Jack Keane es una aventura globalmente aceptable, que no engancha demasiado. Quiere recuperar valores de los clásicos pero no lo consigue con demasiado acierto, sólo en algunos tramos de juego.

Dado el precio del juego está bien para los aventureros empedernidos, pero también podríamos recomendar desempolvar algún clásico de verdad después de acabar Jack Keane, pues tampoco nos llevará mucho tiempo, ya que la dificultad es bastante baja en comparación con los clásicos del género.

Puntuación: 7/10

1 comentario:

  1. La música está copiada de la serie JAG...

    ResponderEliminar